Es Psicólogo con doctorado en Ciencias Pedagógicas por el  Instituto Central de Ciencias Pedagógicas de Cuba (1987) y es master en psicodrama y procesos grupales (2009). Actualmente es Profesor Titular y colaborador de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, es Presidente de la Cátedra L.S. Vygotski. Posee experiencia en el área de Educación en general, la Educación de la primera infancia y preescolar y la Educación Especial, habiendo participado desde 1971 hasta 1991 en la labor de perfeccionamiento y reestructuración del Sistema Educacional cubano. Ha trabajado en los últimos años como profesor visitante en universidades de México, Puerto Rico y Brasil, en Programas de Maestría y Doctorado, en las área de la Psicología Educativa, Psicología Clínica y Psicodrama. Las principales líneas del trabajo científico están relacionadas con el estudio de cómo organizar y planificar una Educación de calidad que produzca un buen desarrollo psíquico, de familias y profesores capaces de promover el desarrollo de sus hijos y estudiantes, aplicación o introducción del Enfoque Histórico-Cultural en el campo de la Educación, de la Orientación Psicológica, de la Salud Mental, la Psicología Social por medio del psicodrama y los procesos grupales, el cómo concebir una nueva concepción de la biología para una nueva psicología y el estudio de sujetos que presentan problemas y dificultades de aprendizaje. Ha trabajado en la sistematización crítica de los conocimientos producidos por el Enfoque Histórico-Cultural. 

Conferencia. Una Educación de Calidad, a la luz del Pensamiento Electivo cubano y el Enfoque Histórico Cultural

Una Educación de Calidad ha de producir, anteceder y arrastrar al buen desarrollo psíquico humano.  Ella solo se conseguirá si se concibe y organiza por medio de una particular y concreta explicación psicológica de cómo se produce este desarrollo. A partir de esta concepción y sus premisas teóricas, metodológicas y prácticas, se podrá delinear, organizar y realizar una educación de calidad que anteceda y promueva el correspondiente desarrollo. Lo concebido y trabajado por los pensadores cubanos del Siglo XIX es una muestra de una concepción pedagógica y psicológica orientada hacia este tipo de educación. Casi un siglo después, la teoría del Enfoque Histórico Cultura va a ampliar y a profundizar en muchos de los presupuestos y principios que aquellos pensadores cubanos plantearon y convirtieron en las orientaciones de su quehacer pedagógico revolucionario. No parece ser casualidad que ambas concepciones teóricas y metodológicas hayan surgido como producto de un compromiso social e histórico de transformación y cambio de la sociedad en la que surgieron. Sobre todo esto versará la presente conferencia procurando argumentar y explicar todos estos aspectos, mediante un análisis comparativo y crítico entre estas dos concepciones. Esta comparación, tiene también como objetivo demostrar que los orígenes y fuentes de la psicología y la pedagogía cubana se encuentran mucho más ancladas en estos contenidos de naturaleza humanista, que en otros más ajenos a esta característica. Brevemente se insistirá en que este análisis tiene también un basamento en el pensamiento de otro luchador contra los hegemonismos establecidos, como fue Martín Baró. Además, se insistirá que haciendo las cosas de esta manera es que verdaderamente se contribuirá a hacer realidad el lema de esta Convención y de este Evento en el que hacemos este análisis y presentación.